frecuencias de los cuencos tibetanos,cuencos tibetanos y armónicos,musicoterapia con los cuencos tibetanos,terapia del sonido y cuencos tibetanos,beneficios de los cuencos tibetanos,efectos de los cuencos tibetanos,cuencos tibetanos y salud, cuencos de cuarzo
En casi todos los países Asiáticos podemos encontrar diferentes tipos de cuencos tibetanos, países como Japón, Vietnam, Bhutan, China, Tíbet... La representación de los cuencos de cada país son diferentes en composición de metal, en estética y función de la utilización.
Los cuencos más valorados son los cuencos tibetanos de aleación de siete metales, verdaderamente son los cuencos con más calidad sonora e inmejorables para la utilización en nuestras terapias de relajación.
Desde hace unos anos la ciencia de la sonoterápia a estado descubriendo otras alternativas a los cuencos tibetanos como por ejemplo los cuencos de cuarzo ó cristal. Su sonido es más plano y uniforme, personalmente preferimos los cuencos tibetanos por su historia y beneficios, un instrumento milenario con un misterio todavía casi por descubrir.
Cuando obtengamos nuestro cuenco tibetanos pasaremos por un tiempo de conocimiento del mismo pues al ser piezas artesanales cada cuenco tibetano tiene su propio punto en el canto del cuenco donde podremos sacar su mayor sonido e incluso vibración. Hay cuencos más complicados y otros más sencillos, pero disfrutaremos cuando dejamos nuestro cuenco en otras manos ajenas y veremos que a priori no son capaces de hacerlos sonar en su mayor totalidad porque ellos no han pasado por este camino de afinidad y conexión con el cuenco tibetano.
*Bohemian Style les desea que recorran ese camino lleno de experiencias positivas que durante tantos an'os seguramente habrá sido un secreto del lejano Tíbet...
Fabricación de los cuencos tibetanos

La fabricación de los cuencos tibetanos es un trabajo bastante arduo y complejo que solo manos especializadas pueden fabricar estos magníficos instrumentos sonoros. Hoy en día se pueden encontrar réplicas que prácticamente son más para una utilización decorativa, primero porque el metal en el que están compuestos prácticamente hierro, para poder darnos cuenta debemos ser reacios a todas aquellos cuencos que estan muy decorados con Budas o escrituras tibetanas , de color negro, con formas demasiado perfectas y superficie lisa, incluso hoy en día se encuentran en diversos colores llamativos. Primero porque la calidad sonora es ínfima y mala y la segunda porque son simplemente meros souvernires que su única función es la colocación en una estantería como objeto decorativo.
Siete básicos pasos en su fabricación

El metal de los cuencos tibetanos tiene una aleación compuesta por siete metales sagrados que corresponden a los siete
cuerpos celestes. Hay varias leyendas de el por qué de esta aleación, unos dicen que el primer cuenco tibetano se hizo con
el metal de un meteorito encontrado en el Himalaya... otros porque al ser usados como recipiente alimenticio todos esos
metales ayudaban en tener una dieta rica en minerales, por ejemplo las embarazadas solían comer en ellos durante el
periodo de gestación.
En estas imágenes podéis ver todo el proceso de fabricación. Cada cuenco es trabajado por unas tres personas, por ejemplo en el paso de dar forma al metal siempre hay unas tres personas calentando el metal y golpeándola continuadamente con mazas pesadas. Han de estar en un estado de concentración total pues un golpe en falso podría echar a perder la fabricación del cuenco.
Calentando la aleación del metal
Formando una circunferencia
Empezando a darle forma
Poco a poco el metal toma forma
Puliendo el cuenco
Cuenco terminado