frecuencias de los cuencos tibetanos,cuencos tibetanos y armónicos,musicoterapia con los cuencos tibetanos,terapia del sonido y cuencos tibetanos,beneficios de los cuencos tibetanos,efectos de los cuencos tibetanos,cuencos tibetanos y salud, cuencos de cuarzo
Guía del uso de cuencos tibetanos

A continuación vamos a dar unos consejos en la iniciación de nuestro uso y conocimiento con los cuencos tibetanos. Tenemos que tener en cuenta que va a ser un proceso de aprendizaje donde cada día aprenderemos una cosa más, donde aprenderemos a sentirnos a gusto con su sonido, y donde aprenderemos a extraer todos esos matices sonoros que nos proporcionaran bien estar y relajación total. No tenemos que tener prisa en el camino del conocimiento pues sería un gran error.

Para la iniciación en los cuencos tibetanos nuestro cuenco tendría que tener aproximadamente no menos de 16 cm de diámetro y 8 cm de alto. Esta medida es ideal para tener un buen sonido. Un stick ó banqueta de madera si es posible con parte de ella forrada de tela. Los sticks de madera que no tienen tela reproducen un sonido mas metálico.
Un lugar donde sentirnos agusto

Necesitamos un lugar especial en casa donde nos sintamos a gusto y tranquilo. Estaríamos bien que acondicionáramos un lugar en casa para nuestras sesiones de relajación personal. Tanto si la estancia es amplia como si es mas pequena notaremos como el sonido y la vibración se expande por toda la habitación. Tendríamos que evitar cualquier sonido industrial como porteros automáticos, móviles, televisión. En cambio si son sonidos naturales como pájaros, agua, viento no sería ninguna molestia pues nos ayudaría en la relajación. Lo importante es mantener una atmosfera agradable personal. Utilizaremos si es posible siempre este mismo lugar. Cada persona la acondicionara a su gusto y necesidad, con nuestros objetos que nos proporciones buenas energías como cuarzos, inciensos, tingshas, budas... Una luz tenue sería muy importante, sin colores estridentes en las paredes, una alfombra, colchoneta ó esterilla. Es importante si es posible trabajar con nuestro cuenco en el suelo.
Debemos de adoptar una posición mental positiva e intentar olvidarnos de problemas de trabajo ó cualquier otro motivo que nos pueda irritar y ser receptivos positivamente. Una vez sentados en el suelo, pondremos delante nuestra todos nuestros objetos energéticos, mantendremos durante un tiempo contacto físico y visual de nuestros objetos que nos proporcionen buenas energías. Cerraremos los ojos y durante unos minutos haremos ejercicios de respiración. Cogeremos el cuenco tibetano suavemente y notaremos su textura y su temperatura. En el momento que no sintamos tranquilos y concentrados cogeremos la banqueta y golpearemos nuestro cuenco suavemente. Sentiremos su sonido, vibración y como se expande por toda la habitación. Este ejercicio lo repetiremos varias veces hasta familiarizarnos con el sonido y energía de nuestro cuenco tibetano. Sentiremos como el sonido y vibración va disminuyendo hasta desaparecer esperaremos unos segundos y repetiremos el suave golpe haciendo sonar de nuevo nuestro cuenco. El golpe lo tendremos que dar en seco y con la banqueta casi en perpendicular. Mas en adelante conoceremos con que intensidad de sonido nos sentimos más a gusto por eso es importante hacer varias pruebas. Sacar al máximo el sonido de nuestro cuenco no es una obligación, nos daremos cuenta que frecuencia es el sonido que más nos relaja y agrada.

Es el momento de coger el cuenco con la palma de la mano y la banqueta con la otra mano. Contra menos toquemos la superficie del cuenco tibetano con la mano, mayor sonoridad conseguiremos. Si necesitamos averiguar cual es el punto cero de resonancia de nuestro cuenco lo podemos averiguar poniendo un poco de ceniza dentro del cuenco, lo golpeamos con la banqueta y podremos ver como la ceniza se esparce en un circulo y dentro de ese circulo es el lugar donde el cuenco no vibra, ese sería el lugar perfecto por donde apoyar el cuenco en nuestra mano.

Con los ojos cerrados haremos rozar la banqueta con nuestro cuenco poco a poco y sentiremos como su sonido es de menos a mayor y terminaremos siendo la vibración. La correcta forma de hacer sonar los cuencos tibetanos es en el sentido de las agujas del reloj, esto significa que lo hacemos sonar para el universo y todo lo que nos rodea, de la forma contraria seria para nosotros mismos. La banqueta a de girar con todo el brazo con la mano relajada, no es correcto que la banqueta gire con un juego de muneca sino con todo el brazo.

Básicamente es sentir que el sonido nos rodea y que invade toda la habitación. haciéndolo sonar de manera que nos agrade y nos relaje. Encontraremos con el tiempo de conocimiento transcurrido nuestra propia forma de hacerlo sonar, simplemente es sentirnos a gusto con el mismo e intentar conectar al máximo con el. La duración del ejercicio lo pondremos nosotros mismo a nuestra necesidad.

Una vez terminado de tocar el cuenco, seguiremos haciendo ejercicios de respiración y nuestro ejercicio quedará finalizado.

Familiarización de nuestro cuenco tibetano

*Si golpeamos nuestro cuenco, acercamos el canto del cuenco a nuestra boca y la abrimos y cerramos... podremos crear una variación de sonido muy curiosa, una especia de ua ua ua ua ua ...

*También podemos golpear nuestro cuenco tibetano, lo hacemos sonar y lo balanceamos tambien conseguimos otra variación de sonido interesante.

*Si hacemos sonar el cuenco tibetano lleno de aguan podremos ver como se crea un mandala en su interior debido a las vibraciones y sonido del cuenco tibetano.

Datos a tener en cuenta
*Es la presión la que produce el tono y no la velocidad.

*Cuando notemos que el cuenco repica mantener la mano del stick con más firmeza en la presión.

*Si el sonido se pierde, disminuir la velocidad de la fricción y cuando empieze a resonar aumentar la velocidad y la presión del stick en el cuenco tibetano.

*Si el cuenco suena demasiado rápido utilizar un stick con tela para disminuir la velocidad del sonido.